Todo el mundo ha oído hablar en alguna ocasión del certificado energético. Sin embargo, en las empresas de reformas en Móstoles nos hemos dado cuenta de que la gran mayoría de nuestros clientes desconocen realmente en qué consiste y, sobre todo, que hay qué hacer para poder tenerlo.

Los clientes se sorprenden cuando se les informa de que al vender o alquilar una casa es obligatorio que la vivienda cuente con el certificado energético. Este documento lo que acredita es lo eficiente que es la casa en la utilización de la energía. Desde hace unos años, todas las empresas de reformas en Móstoles conocen la obligatoriedad de contar con él. De hecho, no tenerlo puede suponer una cuantiosa multa para los propietarios.

La clasificación del certificado energético va en función de las letras, siendo la A lo que se considera más eficiente y la G lo menos. Si lo piensas bien es la misma clasificación que encuentras en los electrodomésticos cuando vas a comprar uno. Gracias a estos certificados se puede saber las emisiones de CO2 de cada vivienda y si no es eficiente poner las soluciones precisas.

Son muchos los factores que se tienen que valorar para determinar la eficiencia o no de una casa. Desde los cerramientos, el sistema eléctrico, la caldera, los radiadores, etc. Una vez que se evalúa todo, es cuando un profesional capacitado está en condiciones de emitir un informe con el resultado de la clasificación.

Si necesitas realizar obras, ya sean integrales o no, ven a Reformas Rigar Redecor y déjate asesorar por nuestro equipo de profesionales.