Si estás buscando manos profesionales y especializadas en reformas de cocinas en Fuenlabrada estás en el lugar indicado. De todas formas, si has seguido con asiduidad las publicaciones de nuestro blog no te estamos descubriendo nada nuevo al decirte que puedes confiar en nosotros. Por eso mismo queremos ir un poco más allá y presentarte las dos opciones que tienes a la hora de elegir las ventanas de tu cocina: aluminio y PVC. En este post ahondamos en sus diferencias.


Todo depende, entre otras cosas, del grado de aislamiento térmico que busques. En Reformas Rigar Redecor te recordamos que el PVC es un material con unas propiedades aislantes tremendas tanto térmica como acústicamente. Será por lo tanto lo más recomendable si vives en una zona donde las temperaturas bajan notablemente durante el invierno. Por su parte, el aluminio tiende a conducir tanto el frío como el calor. En el caso de los ventanales de este material, para paliar esta ausencia inicial de aislamiento, se incluye un separador plástico de poliamida entre la parte exterior y la interior.


En lo referente al mantenimiento, las ventanas de aluminio son muy fáciles de limpiar por su acabado lacado que repele la suciedad. Estas facilidades a la hora de limpiar no son menos en el caso de las ventanas de PVC. Otra ventaja del aluminio es que es un material no inflamable. Ya ves que para tus reformas de cocinas en Fuenlabrada tienes mucho donde elegir en lo referente a tus ventanas. Sea como sea, recibirás por nuestra parte un asesoramiento personalizado.