Las empresas de reformas en Fuenlabrada también llevamos a cabo tareas de restauración de parquet mediante un proceso que se llama acuchillado y posterior barnizado, cuyo nombre puede parecer llamativo, pero que es el método más eficaz para devolver a este tipo de suelos de madera un aspecto renovado como si estuviera recién instalado.

El acuchillado hace referencia al método con el que antiguamente se retiraba la capa dañada de la madera del parquet con cuchillas o rasquetas, pero hoy día en Reformas Rigar Redecor empleamos herramientas y maquinaria como lijadoras y aspiradoras eléctricas que facilitan notablemente el proceso y empleando mucho menos tiempo para ello, ya que el método original era ciertamente duro por la posición para hacerlo y las grandes superficies de parquet que había que restaurar.

Aún así, el proceso completo de acuchillado y barnizado que realizamos las empresas de reformas en Fuenlabrada puede llevar varios días para una vivienda de tamaño medio-grande. En el proceso de acuchillado, el objetivo sigue siendo retirar la capa existente de barniz mediante una máquina de acuchillar, tras el cual se emplastece, para minimizar las grietas u oquedades, usando como base el polvo de serrín lo más fino posible.

Y así, dependiendo del tipo de parquet y de su estado, se repite el proceso varias veces hasta conseguir un resultado óptimo, que se completa con el proceso de barnizado, con el objetivo de conseguir un acabado uniforme, que respete el color natural de la madera, pero también ofrezca la resistencia suficiente como para poder usarse durante unos cuantos años sin problemas.